Datos personales

Mi foto

Dorrego Garrido nació de la fealdad y la cacofonía. Actualmente reside en Ciudad Gris y estudia Arquitectura. Os invita a pasar por su blog de literatura, arquitectura, a comentarlos y a proponer sugerencias. 

sábado, 7 de abril de 2012

El Teléfono roto


El otro día, al finalizar la clase de literatura, la profesora nos dijo que le tendríamos que entregar para el día siguiente un análisis de un poema. Por supuesto era de esperar que la mayoría copiarían un comentario de texto de alguna página de la interred. En cambio, yo tomé la decisión de hacerlo por mí mismo, sin ninguna ayuda. Aunque supiese que terminaría en la interred y efectivamente, desalentado por la fiaca entré también, escribí el nombre del poeta y un texto suyo en guguele y aparecieron numerosos análisis de diferentes críticos. Fui mirándolos y cada uno divergía poco o mucho del anterior pero sí tenían algo de idénticos, cada uno afirmaba decir lo que el poeta pensaba y sentía realmente al escribir el poema.

Me pregunté si todos estos analistas de textos se habían copiado entre sí variando un poco las palabras, el contenido y la forma (como solemos hacer nosotros cuando entregamos un trabajo copiado), y si lo que quiere transmitirnos el autor del texto ha sido completamente modificado por estos críticos que afirman decir verdades.

Todo esto me  recordó aquel juego de infancia, cuando iba a la maternal, ''el teléfono roto'', en el que todos nos poníamos sonrientes, en fila y el primero tenía que elaborar un mensaje que pasaba al siguiente en voz baja, y el siguiente lo volvía a pasar a otro hasta que el último tenía que adivinar cual era el mensaje inicial, sabiendo que inevitablemente le venía atrofiado. 

Paranoico, pensé en la posibilidad de que el conocimiento que nos es transmitido haya sido alterado.

A la semana siguiente, mientras corregíamos los comentarios de texto, la profesora nos leyó ''lo que realmente quiso decir el escritor''. Cuando terminó la clase, contento, había llegado a la conclusión de que la búsqueda de ''lo que verdaderamente quiso decir el escritor'' es una búsqueda inalcanzable, por tanto, absolutamente absurda.



2 comentarios:

  1. Gran texto Tomás, personalmente, no tengo duda de que se trata del mejor que he leido en tu blog, da mucho de que pensar, profundiza más en el, el tema da mucho de si y es trascendental para nosotros
    antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio. Profundizaré, profundizaré, pero cuando la inspiración me venga! Pienso escribir algo más largo sobre esto, más bien relacionado con las clases de física en donde uno se pregunta realmente si todo es un farsa montada jajaja

      Eliminar

Dorrego Garrido en Twitter

Facebook y Twitter

Además de ''sharear'' y de ''twitear'' este blog, puede seguir Dorrego Garrido por Facebook y Twitter. Se le encuentra bajo el nombre de Dorrego Garrido, único en el mundo.