Datos personales

Mi foto

Dorrego Garrido nació de la fealdad y la cacofonía. Actualmente reside en Ciudad Gris y estudia Arquitectura. Os invita a pasar por su blog de literatura, arquitectura, a comentarlos y a proponer sugerencias. 

martes, 21 de agosto de 2012

Cabo de Gata III

El Mónsul

Mar Plata

Nowhere Woman

Cámara: Leica lux-c 3

2010/2011

T.B.R

Cabizbajo

Alto, un poco cabizbajo, giraba la cabeza redonda de lado a lado, buscando a alguien que se lo llevara por un módico precio, era esclavo. No estaba solo, tenía compañeros, pero no comunicaban, tenían distintas procedencias.

Pasé a su lado, me paré, lo miré, le busqué un defecto, hasta lo toqué y me fui, no muy lejos, estaba yo también esperando a alguien.Permanecí mirándolo con mis bolsas de compra del supermercado en aquel subsuelo del centro comercial.

Permitiéndome el inciso de esta reflexión, he de admitir que pese a todos los medios a los que recurren estos centros de la felicidad, ya sean adornos de colores, juegos para niños o cualquier otra cosa edulcorada, seguirán siendo asépticos, impersonales y decadentes. Seguramente, si saco fotos desde ciertos ángulos de Chópingues diferentes, la foto sería muy parecida y la atmósfera igual. No responderé a la obvia pregunta: "Entonces, si tanto critica los centros comerciales ¿qué hacía usted allí?".

Hacía calor. La gente se acercaba a él como si fuese una fuente de frescor, yo también lo hice pensando lo mismo, sin saber que él pasaba el mismo bochorno (lo había notado al tocarlo y hasta diría que de su nuca emanaba un cierto aire cálido). Pasó un hombre que hizo lo mismo que yo pero se fue sin tocarlo. Vino un niño y también lo rozó. Con gesto automático, el Cabizbajo lo siguió con su ojo único, con un gesto desolado, rotando de izquierda a derecha su cabeza redonda y pesada.

Por fin llegó mi Espera y me fui. Creo que nadie compró aquel ventilador.



T.B.R 

lunes, 13 de agosto de 2012

Cabo de Gata II

El Grito (hay una cara en medio, me costó verla dibujada por De la Tour).



Mantis
Mariposa del aire

Iglesia del Cabo de Gata
Cámara: Leica lux-c 3

2010/2011

T.B.R

Calor

Estimados telediarios: 

Desde mi infancia, cuando todavía era Dorreguito, después de almorzar salía a pasear como de costumbre por las callejuelas medievales del casco antiguo de Córdoba en las tardes calurosas de verano. Realmente no hace falta afirmar que eran tardes calurosas de verano ya que en Córdoba los cuarenta permanecen día y noche durante el estío. Dorreguito saltaba de charco en charco de sombra que creaban las nobles casas para evitar los deslumbramientos verticales del sol mientras mi padre me contaba historias de la ciudad. Cada verano, pese al calor habitual, volvía a Córdoba a visitar a la familia y debo admitir que aquel calor además de insoportable me parecía totalmente normal.

Ahora, desde hace unos años, seguramente coincidiendo con la crisis, los distintos telediarios ofrecen durante el mes de agosto un apartado especial dedicado a una ola de calor ( "¡Qué afectará toda la Península Ibérica!" ) y cada año lo han de anunciar como algo extraordinario. Para sostener tan interesante y amenazadora noticia entrevistan a unos cuantos viandantes de las ciudades más calurosas y les preguntan qué les parece la ola. Da la casualidad que siempre eligen a los que se lamentan y no a los pocos realistas que dicen: "este calor es normal".

De esta manera, los telediarios en vez de explicar e informar (más de lo que hacen) sobre las causas y consecuencias de la crisis económica y financiera o sobre el conflicto en Siria, deleitan y desinforman a la audiencia hispano-hablante con estas entrevistas apuntaladas en contrafuertes de lamentaciones. Evidentemente, del calor todos saben algo, sin embargo pocos saben el porqué de la crisis española o que Siria es un objeto de intercambio en el tratado de Shangai. 

Bajo el sol y a cuarenta grados, año tras año, Dorreguito hubo de deambular sin notar grandes variaciones de temperatura por la antigua Córdoba.

Cordiales saludos, Dorrego Garrido.


PS: Algo curioso es que las lamentaciones sobre el terrible calor son del mismo tipo que la famosa: "Hay que ver los jóvenes de hoy en día ya no son lo que eran...", visto que los jóvenes así como el calor siempre han sido iguales con pequeñas variaciones a lo largo del tiempo.

Agosto 2012



T.B.R

Dorrego Garrido en Twitter

Facebook y Twitter

Además de ''sharear'' y de ''twitear'' este blog, puede seguir Dorrego Garrido por Facebook y Twitter. Se le encuentra bajo el nombre de Dorrego Garrido, único en el mundo.